RECUERDA LA PERLA

La vida del Dharma, o la vida de vivir cada vez más en el misterio y la verdad de las cosas, a veces se describe como una espiral.

 

Como tal, es cíclico, pero también progresa. Reconocer los diferentes estados de ánimo o estados de nuestro propio ciclo y el de los demás, a medida que avanzamos en el camino, es un arte que se debe aprender con paciencia y sensibilidad. Es la poesía del "alma". 

Esta exposición muestra algunas pinturas de una serie realizadas en los últimos dos años como parte de un proceso de cambio y de soltar, para poder morar de forma distinta con la vida, la experiencia y el misterio. Hacer las pinturas ha sido (y sigue siendo) un aspecto del cambio en sí mismo, por lo que son tanto el proceso de soltar y de abrir, como imágenes que representan etapas o aspectos de ese proceso. 

Muchas de las pinturas están influenciadas por la figura budista de Vajrasattva, la encarnación de la 'pureza primordial', y por la figura del mismo Buda, pero también por el texto gnóstico cristiano 'El himno de la perla', a veces también conocido como ‘El himno del alma’.

Algunas de las pinturas de esta serie se mostraron en Barcelona del 28 de febrero de 2019 al 31 de enero de 2020, en el CBTB

Haz clic en la imagen para ampliar