1/10

"Tengo la suerte de poder contemplar una obra de Moksananda todos los días en mi casa, y de comprobar cómo cada visita que tengo, queda prendada de su luz, de sus colores y contrastes, y de la serenidad que transmite."

Pablo, Valencia, España